Academia, investigación y vinculación entre ostras y aves migratorias

* En las nuevas dependencias de la Estación Quempillén, en Chiloé, existe el único Aviario Experimental de Sudamérica y un cultivo experimental de ostras chilenas.

Escrito por: Alejandra Bertrán Delgado - Periodista Relaciones Públicas UACh Email: alejandra.bertran@uach.cl

Fotos: Héctor Andrade - Fotógrafo Relaciones Públicas UACh Email: handrade@uach.cl

Publicada el: 16-05-2017

* Vea galería de fotos.

La Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile reinauguró la Estación Experimental Quempillén en Chiloé (EEQ) el pasado viernes 12 de mayo. Con el río Quempillén de fondo, las nuevas dependencias de esta unidad albergan actividades de docencia, investigación y vinculación con el medio.
Más de 45 personas asistieron a la ceremonia de inauguración, la cual estuvo encabezada por el Rector UACh, Dr. Óscar Galindo, el Vicerrector Académico, Dr. Néstor Tadich, el Vicerrector de la Sede Puerto Montt, Dr. Renato Westermeier, el Decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Carlos Bertrán, el Concejal por Ancud, Rodolfo Norambuena, la Directora de Finanzas, Prof. Mónica Raddatz, el Director de Investigación, Dr. Hans Richter, el Director de Postgrado, Dr. Rodrigo Browne, y el Director de Servicios, Alejandro Ovando, entre otras autoridades. 
El Rector Galindo indicó que “sentimos una profunda satisfacción de reinaugurar estas dependencias que tienen un nuevo brío gracias al trabajo del Decano, Dr. Carlos Bertrán, y su equipo, recordando al Prof. Jürgen Winter, autor de tantas ideas que definen nuestra relación con el mar. Con este espacio, le entregamos a nuestros estudiantes un lugar con extraordinarias condiciones para desarrollar sus actividades académicas y a nuestros investigadores un laboratorio de terreno de punta para desarrollar sus líneas de investigación, con organismos y hábitats estuarinos como marco experimental, destacando ostras y aves migratorias”.
Un poco de historia…
La Universidad Austral de Chile posee una concesión de 37 hectáreas de agua y tierra en esta localidad. En la ribera del río Quempillén se ubica la Estación Experimental del mismo nombre, la cual cuenta con laboratorios húmedos, laboratorio seco, oficinas, 2 cabañas de huéspedes con equipamiento para alojar a 4 personas cada una y una infraestructura para alojar hasta 24 estudiantes, con baños, comedor y cocina.
El Decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Carlos Bertrán, comentó la historia de esta unidad, la cual se remonta a 1975, “cuando la Facultad de Filosofía y Humanidades realizó gestiones para conservar este espacio. Esta idea de preservar este entorno coincidió con la llegada a la UACh del Dr. Jürgen Winter, a quien recordamos de manera muy especial y cariñosa, quien no sólo estuvo comprometido con Quempillén, sino con Yaldad, además de crear la Escuela de Biología Marina, entre otras muchas iniciativas”. 
Jürgen Winter fue invitado a participar de este proyecto que era el laboratorio en Quempillén, para darle un impulso al conocimiento que en ese momento se tenía de las ostras, comenzando con los cultivos de estos invertebrados. “Esto es algo que nosotros hemos querido potenciar y esperamos que año a año podamos ir mejorando, ya que las ostras de Quempillén son reconocidas por su calidad. Junto con esto se desarrolla el cultivo de pelillo, el que fue una tremenda fuente de vinculación con la comunidad, pues el Prof. Winter aglutinó el trabajo de alrededor de 25 familias de la zona que realizaban este cultivo”, sostuvo el Decano Bertrán.
“Estamos haciendo un relanzamiento de la Estación Quempillén, pues queremos devolverle lo que fue, lo que siempre tuvo que ser y lo que hoy –con todas las fuerzas y con toda decisión-estamos dispuestos a que sea. Agradecemos el compromiso de nuestras autoridades con este proyecto para hacer de este espacio un lugar para la docencia, la investigación y la vinculación con la comunidad”, añadió el Dr. Bertrán. 
El Decano hizo un especial reconocimiento al trabajo que está llevando a cabo el equipo del nuevo Director, destacando la labor de la Sra. Olaga Rodríguez, quien se ha desempeñado durante 27 años en la Estación, así como del administrador Juan Pablo Fuentes. 
Estación Experimental Quempillén
Posteriormente, el Director de EEQ, Dr. Juan G. Navedo explicó algunos aspectos relativos al funcionamiento de la Estación, así como al proyecto del Aviario Experimental que se desarrolla aquí y al cultivo experimental de ostras chilenas. 
“Creo que esto es un desarrollo en conjunto en que se tienen que alinear todas las energías y la visión de una Estación Experimental para que podamos levantar la EEQ como un lugar de referencia en el sur de Chile –y por qué no decirlo, en el sur de América en algunas áreas- para la docencia, la investigación y vincular a la UACh con el medio en que está inserto, en este caso el Archipiélago de Chiloé”, indicó el Dr. Navedo. 
La visión que se tiene es que la EEQ pueda ser un elemento estratégico de la UACh en un territorio insular que tiene un patrimonio cultural y natural que es excepcional.
“La misión que nos proponemos es mejorar la presencia en terreno de las carreras de la Universidad; potenciar la oferta de postgrado y diversificarla temporalmente; generar un polo de investigación de aves migratorias con modelos experimentales; facilitar la experimentación con biodiversidad marina; aumentar la vinculación con el medio en un área geográfica clave; y contribuir al desarrollo de un modelo de autogestión de estaciones experimentales”, señalo el Director. El desarrollo de un Programa de Cursos Internacionales de Verano atractivo y diverso, capaz de atraer a estudiantes motivados de Sudamérica, así como la generación y potenciación de un producto distintivo de calidad gourmet, como es la marca ‘Ostras Quempillén’, podrían ser algunas de las contribuciones a corto y medio plazo.
Austral AVEX
Los aviarios específicamente diseñados para la experimentación con aves playeras migradoras de largas distancias –una idea apoyada desde el inicio por la Dirección de Investigación y Desarrollo de la UACh- abren un nuevo escenario de posibilidades a los científicos en el continente americano, ya que es el único en América y uno de los tres que existen actualmente en el mundo con estas características. El Austral-AVEX permitirá realizar demostraciones experimentales relacionadas principalmente con procesos ecológicos y límites fisiológicos de los vertebrados terrestres, utilizando las aves playeras como modelos experimentales.
“El Max Planck Institute for Ornithology nos ha invitado a asistir a Alemania a un lanzamiento de unos nuevos dispositivos para monitoreo desarrollados junto con la Agencia Espacial Europea, precisamente porque podemos comprobar el comportamiento de los animales equipados con los dispositivos de forma previa a ser liberados”, comentó el Dr. Navedo. 
 
Las aves migratorias que son estudiadas por el científico y su equipo en Chiloé realizan un viaje de vuelta hasta sus áreas de cría en Alaska de más de 15 000 kilómetros realizando una única parada. Para ello vuelan día y noche sin descanso durante más de una semana (para más información consultar Senner et al. 2014 PLoS ONE 9: e86588). En el marco del proyecto FONDECYT 1161224 se han colocado los 12 primeros dispositivos, que han sido desarrollados por la Universidad de Ámsterdam. Éstos pesan menos del 3% del peso del animal, y las aves únicamente se liberan tras comprobar que no les generan problemas observables de comportamiento. De este modo los investigadores pueden recopilar datos como la altura de vuelo, la velocidad y la posición del ave, entre otros, cada 30 minutos, lo que permitirá desentrañar algunos interrogantes derivados de los vuelos interhemisféricos sin paradas.

La Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile reinauguró la Estación Experimental Quempillén en Chiloé (EEQ) el pasado viernes 12 de mayo. Con el río Quempillén de fondo, las nuevas dependencias de esta unidad albergan actividades de docencia, investigación y vinculación con el medio.

Más de 45 personas asistieron a la ceremonia de inauguración, la cual estuvo encabezada por el Rector UACh, Dr. Óscar Galindo, el Vicerrector Académico, Dr. Néstor Tadich, el Vicerrector de la Sede Puerto Montt, Dr. Renato Westermeier, el Decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Carlos Bertrán, el Concejal por Ancud, Rodolfo Norambuena, la Directora de Finanzas, Prof. Mónica Raddatz, el Director de Investigación, Dr. Hans Richter, el Director de Postgrado, Dr. Rodrigo Browne, y el Director de Servicios, Alejandro Ovando, entre otras autoridades. 

El Rector Galindo indicó que “sentimos una profunda satisfacción de reinaugurar estas dependencias que tienen un nuevo brío gracias al trabajo del Decano, Dr. Carlos Bertrán, y su equipo, recordando al Prof. Jürgen Winter, autor de tantas ideas que definen nuestra relación con el mar. Con este espacio, le entregamos a nuestros estudiantes un lugar con extraordinarias condiciones para desarrollar sus actividades académicas y a nuestros investigadores un laboratorio de terreno de punta para desarrollar sus líneas de investigación, con organismos y hábitats estuarinos como marco experimental, destacando ostras y aves migratorias”.

Un poco de historia…

La Universidad Austral de Chile posee una concesión de 37 hectáreas de agua y tierra en esta localidad. En la ribera del río Quempillén se ubica la Estación Experimental del mismo nombre, la cual cuenta con laboratorios húmedos, laboratorio seco, oficinas, 2 cabañas de huéspedes con equipamiento para alojar a 4 personas cada una y una infraestructura para alojar hasta 24 estudiantes, con baños, comedor y cocina.

El Decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Carlos Bertrán, comentó la historia de esta unidad, la cual se remonta a 1975, “cuando la Facultad de Filosofía y Humanidades realizó gestiones para conservar este espacio. Esta idea de preservar este entorno coincidió con la llegada a la UACh del Dr. Jürgen Winter, a quien recordamos de manera muy especial y cariñosa, quien no sólo estuvo comprometido con Quempillén, sino con Yaldad, además de crear la Escuela de Biología Marina, entre otras muchas iniciativas”. 

Jürgen Winter fue invitado a participar de este proyecto que era el laboratorio en Quempillén, para darle un impulso al conocimiento que en ese momento se tenía de las ostras, comenzando con los cultivos de estos invertebrados. “Esto es algo que nosotros hemos querido potenciar y esperamos que año a año podamos ir mejorando, ya que las ostras de Quempillén son reconocidas por su calidad. Junto con esto se desarrolla el cultivo de pelillo, el que fue una tremenda fuente de vinculación con la comunidad, pues el Prof. Winter aglutinó el trabajo de alrededor de 25 familias de la zona que realizaban este cultivo”, sostuvo el Decano Bertrán.

“Estamos haciendo un relanzamiento de la Estación Quempillén, pues queremos devolverle lo que fue, lo que siempre tuvo que ser y lo que hoy –con todas las fuerzas y con toda decisión-estamos dispuestos a que sea. Agradecemos el compromiso de nuestras autoridades con este proyecto para hacer de este espacio un lugar para la docencia, la investigación y la vinculación con la comunidad”, añadió el Dr. Bertrán. 

El Decano hizo un especial reconocimiento al trabajo que está llevando a cabo el equipo del nuevo Director, destacando la labor de la Sra. Olga Rodríguez, quien se ha desempeñado durante 27 años en la Estación, así como del administrador Juan Pablo Fuentes. 

Estación Experimental Quempillén

Posteriormente, el Director de EEQ, Dr. Juan G. Navedo explicó algunos aspectos relativos al funcionamiento de la Estación, así como al proyecto del Aviario Experimental que se desarrolla aquí y al cultivo experimental de ostras chilenas. 

“Creo que esto es un desarrollo en conjunto en que se tienen que alinear todas las energías y la visión de una Estación Experimental para que podamos levantar la EEQ como un lugar de referencia en el sur de Chile –y por qué no decirlo, en el sur de América en algunas áreas- para la docencia, la investigación y vincular a la UACh con el medio en que está inserto, en este caso el Archipiélago de Chiloé”, indicó el Dr. Navedo. 

La visión que se tiene es que la EEQ pueda ser un elemento estratégico de la UACh en un territorio insular que tiene un patrimonio cultural y natural que es excepcional.

“La misión que nos proponemos es mejorar la presencia en terreno de las carreras de la Universidad; potenciar la oferta de postgrado y diversificarla temporalmente; generar un polo de investigación de aves migratorias con modelos experimentales; facilitar la experimentación con biodiversidad marina; aumentar la vinculación con el medio en un área geográfica clave; y contribuir al desarrollo de un modelo de autogestión de estaciones experimentales”, señalo el Director. El desarrollo de un Programa de Cursos Internacionales de Verano atractivo y diverso, capaz de atraer a estudiantes motivados de Sudamérica, así como la generación y potenciación de un producto distintivo de calidad gourmet, como es la marca ‘Ostras Quempillén’, podrían ser algunas de las contribuciones a corto y medio plazo.

Austral AVEX

Los aviarios específicamente diseñados para la experimentación con aves playeras migradoras de largas distancias –una idea apoyada desde el inicio por la Dirección de Investigación y Desarrollo de la UACh- abren un nuevo escenario de posibilidades a los científicos en el continente americano, ya que es el único en América y uno de los tres que existen actualmente en el mundo con estas características. El Austral-AVEX permitirá realizar demostraciones experimentales relacionadas principalmente con procesos ecológicos y límites fisiológicos de los vertebrados terrestres, utilizando las aves playeras como modelos experimentales.

“El Max Planck Institute for Ornithology nos ha invitado a asistir a Alemania a un lanzamiento de unos nuevos dispositivos para monitoreo desarrollados junto con la Agencia Espacial Europea, precisamente porque podemos comprobar el comportamiento de los animales equipados con los dispositivos de forma previa a ser liberados”, comentó el Dr. Navedo. 

 Las aves migratorias que son estudiadas por el científico y su equipo en Chiloé realizan un viaje de vuelta hasta sus áreas de cría en Alaska de más de 15 000 kilómetros realizando una única parada. Para ello vuelan día y noche sin descanso durante más de una semana (para más información consultar Senner et al. 2014 PLoS ONE 9: e86588). En el marco del proyecto FONDECYT 1161224 se han colocado los 12 primeros dispositivos, que han sido desarrollados por la Universidad de Ámsterdam. Éstos pesan menos del 3% del peso del animal, y las aves únicamente se liberan tras comprobar que no les generan problemas observables de comportamiento. De este modo los investigadores pueden recopilar datos como la altura de vuelo, la velocidad y la posición del ave, entre otros, cada 30 minutos, lo que permitirá desentrañar algunos interrogantes derivados de los vuelos interhemisféricos sin paradas.

 

 

 

 

Estadísticas de la noticia
  • Publicada el 16-05-2017
  • Vista 511 veces
Vea versión de impresión
Comparta esta Noticia
Bookmark and Share