Estudiantes de la UACh plantan árboles nativos en jardín del Museo de Sitio Castillo de Niebla

* Las especies nativas contribuirán a mantener un espacio con un rol educativo para que la comunidad conozca y valore la flora local, además de preservar el borde del acantilado este que enfrenta la Playa Chica, en Niebla.

Escrito por: Loreto Rojas T - Periodista Fc. Cs. Forestales Email: prensa.facforen@gmail.com

Fotos: Jimena Jerez

Publicada el: 25-07-2018

 

El Sharif Ramires y Rodrigo Galindo, ambos estudiantes de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales de la UACh, participaron en una plantación de árboles nativos en el Museo de Sitio Castillo de Niebla, actividad que resultó significativa no solo por el aporte a este sitio patrimonial, sino porque provocó el interés de vecinos del sector, quienes acudieron con sus propias palas para apoyar la plantación.
La actividad fue organizada por los estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh, la iniciativa Moscardón Revive y el Museo de Sitio Castillo de Niebla. La plantación constó de 33 árboles de especies como ulmo,  coihue, hualle, notro, luma blanca, canelo, avellano, etc.; donados por el vivero del predio de la UACh, Arboretum. 
Jimena Jerez, encargada de Comunicación y Desarrollo Institucional del Museo, explicó por qué es tan importante comenzar a plantar vegetación nativa en lugar. “El Castillo de la Pura y Limpia Concepción de Monforte de Lemos, Monumento Nacional desde 1950, es una de las fortificaciones que defendían el estratégico puerto de Valdivia. Con el pasar de los siglos y los movimientos sísmicos que caracterizan nuestro territorio, los bordes y restos arqueológicos sufrieron derrumbes y destrucción, sin contar los saqueos y el impacto del turismo sobre el monumento. Cabe señalar que en la remodelación y puesta en valor del 2013-2014, se realizó un rescate arqueológico que visibilizó el “Muro de Garland”, único muro completamente original”, afirmó la profesional, y advirtió que de no tomarse medidas que eviten el desmoronamiento y consoliden el borde, “existe la posibilidad de que ante un temblor haya nuevos desprendimientos que lleguen a amenazar tan importantes restos arqueológicos. Es por eso que se han iniciaron gestiones para afirmar con vegetación nativa el acantilado. Asimismo, un plano de 1830 dibujado por el naturalista Claudio Gay, da cuenta de la existencia de un huerto en ese borde”. Con esta información,  Jimena  Jerez explica el origen de la idea de revivir este huerto o jardín, pero esta vez con un rol educativo, que exponga la vegetación nativa con usos culturales que están presentes en el relato museográfico, de manera que todos quienes lo visiten puedan conocer y valorar la flora local y sus usos.
Vinculación con la comunidad
Para El Sharif Ramires, la principal satisfacción producto de esta iniciativa fue el vínculo con la comunidad. “Ver a la gente feliz y entusiasmada fue muy entretenido. Incluso una pequeña niña de unos 8 años llegó con su pala y trabajó durante toda la jornada”, señaló. Agregó que cada asistente aportó con sus conocimientos para llevar a cabo la actividad. “Conversamos sobre la ecología de plantas, el  por qué plantar en las pendientes y la importancia de las  plantas nativas”, indicó El Sharif. Además de vecinos de Niebla, asistieron representantes de las Redes de Trueke Valdivia y de Semillas Libres Wallmapu.
Al finalizar, todos quienes colaboraron  se reunieron en círculo para hacer una reflexión, tuvieron la oportunidad de conocerse y compartir contactos. 
Finalmente, esta vinculación es apoyada por Jimena Jerez, quien ya ha recibido a estudiantes de la UACh, tanto de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales como de Antropología, para realizar otros trabajos en torno al Museo. Manifestó su interés por apoyar iniciativas como la de Moscardón Revive y por continuar con actividades que generen redes sociales, “que permitan que los usuarios sientan como propio el monumento, el único museo estatal de toda la región. La institución está abierta a quienes tengan una propuesta interesante que beneficie a la comunidad, a colaborar y apoyar estas iniciativas que ponen el valor el patrimonio cultural y natural del sur de Chile”, expresó.
En este sentido, la próxima actividad será un “Trueke de semillas, plantas y saberes” organizado por la Red de Trueke Valdivia, el sábado 11 de agosto en el Museo.

El Sharif Ramires y Rodrigo Galindo, ambos estudiantes de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales de la UACh, participaron en una plantación de árboles nativos en el Museo de Sitio Castillo de Niebla, actividad que resultó significativa no solo por el aporte a este sitio patrimonial, sino porque provocó el interés de vecinos del sector, quienes acudieron con sus propias palas para apoyar la plantación.

La actividad fue organizada por los estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh, la iniciativa Moscardón Revive y el Museo de Sitio Castillo de Niebla. La plantación constó de 33 árboles de especies como ulmo, coihue, hualle, notro, luma blanca, canelo, avellano, etc.; donados por el vivero del predio de la UACh, Arboretum. 

Jimena Jerez, encargada de Comunicación y Desarrollo Institucional del Museo, explicó por qué es tan importante comenzar a plantar vegetación nativa en el lugar. “El Castillo de la Pura y Limpia Concepción de Monforte de Lemos, Monumento Nacional desde 1950, es una de las fortificaciones que defendían el estratégico puerto de Valdivia. Con el pasar de los siglos y los movimientos sísmicos que caracterizan nuestro territorio, los bordes y restos arqueológicos sufrieron derrumbes y destrucción, sin contar los saqueos y el impacto del turismo sobre el monumento. Cabe señalar que en la remodelación y puesta en valor del 2013-2014, se realizó un rescate arqueológico que visibilizó el 'Muro de Garland', único muro completamente original”, afirmó la profesional, y advirtió que de no tomarse medidas que eviten el desmoronamiento y consoliden el borde, “existe la posibilidad de que ante un temblor haya nuevos desprendimientos que lleguen a amenazar tan importantes restos arqueológicos. Es por eso que se han iniciado gestiones para afirmar con vegetación nativa el acantilado. Asimismo, un plano de 1830 dibujado por el naturalista Claudio Gay, da cuenta de la existencia de un huerto en ese borde”. Con esta información,  Jimena  Jerez explica el origen de la idea de revivir este huerto o jardín, pero esta vez con un rol educativo, que exponga la vegetación nativa con usos culturales que están presentes en el relato museográfico, de manera que todos quienes lo visiten puedan conocer y valorar la flora local y sus usos.

Vinculación con la comunidad

Para el estudiante El Sharif Ramires, la principal satisfacción producto de esta iniciativa fue el vínculo con la comunidad. “Ver a la gente feliz y entusiasmada fue muy entretenido. Incluso una pequeña niña de unos 8 años llegó con su pala y trabajó durante toda la jornada”, señaló. Agregó que cada asistente aportó con sus conocimientos para llevar a cabo la actividad. “Conversamos sobre la ecología de plantas, el  por qué plantar en las pendientes y la importancia de las plantas nativas”, indicó. Además de vecinos de Niebla, asistieron representantes de las Redes de Trueke Valdivia y de Semillas Libres Wallmapu.

Al finalizar, todos quienes colaboraron  se reunieron en círculo para hacer una reflexión, tuvieron la oportunidad de conocerse y compartir contactos. 

Finalmente, esta vinculación es apoyada por Jimena Jerez, quien ya ha recibido a estudiantes de la UACh, tanto de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales como de Antropología, para realizar otros trabajos en torno al Museo. Manifestó su interés por apoyar iniciativas como la de Moscardón Revive y por continuar con actividades que generen redes sociales, “que permitan que los usuarios sientan como propio el monumento, el único museo estatal de toda la región. La institución está abierta a quienes tengan una propuesta interesante que beneficie a la comunidad, a colaborar y apoyar estas iniciativas que ponen en valor el patrimonio cultural y natural del sur de Chile”, expresó.

En este sentido, la próxima actividad será un “Trueke de semillas, plantas y saberes”, organizado por la Red de Trueke Valdivia, el sábado 11 de agosto en el Museo.



 

Estadísticas de la noticia
  • Publicada el 25-07-2018
  • Vista 178 veces
Vea versión de impresión
Comparta esta Noticia
Bookmark and Share