Conservatorio de Música UACh inauguró espacio para aprender sobre el antiguo arte de la luthería

* Este lunes 10 de septiembre se inauguró el innovador proyecto, rescatando esta milenaria especialidad, con el objetivo de fortalecer el oficio de luthier desde la Región de Los Ríos, a través de la formación integral de jóvenes músicos y la circulación de reconocidos artesanos de instrumentos.

Escrito por: Lilibeth Flores Mondaca - Periodista Conservatorio Email: lilibeth.flores@uach.cl

Fotos: Héctor Andrade - Fotógrafo Relaciones Públicas UACh Email: handrade@uach.cl

Publicada el: 10-09-2018

* Vea galería de imágenes.

El proyecto Taller de Luthería para Jóvenes: tradición y oficio en el Conservatorio de Música UACh es una iniciativa financiada por los Fondos de la Música 2018 del Consejo Nacional de la Cultura, las Artes y el Patrimonio, y cofinanciada por la Universidad Austral de Chile (UACh). El curso tiene como objetivo entregar conocimientos básicos sobre la construcción de instrumentos musicales.

Al mediodía de hoy lunes 10 de septiembre se inauguró el innovador proyecto, rescatando esta milenaria especialidad, con el objetivo de fortalecer el oficio de luthier desde la Región de Los Ríos, a través de la formación integral de jóvenes músicos y la circulación de reconocidos artesanos de instrumentos.

Este taller abarcará aspectos técnicos y teóricos de esta disciplina, relacionadas con el conocimiento de la madera, la acústica y la música. Este primer curso estará a cargo del luthier valdiviano Javier Carvajal, al que se sumarán otras actividades como la visita del luthier alemán Daniel König, quien además dictará cursos especializados para músicos y luthieres

El Director del Conservatorio y responsable del proyecto, Wladimir Carrasco Moscoso, señaló: “Durante el año 2017 nos pusimos como propósito retomar la senda abandonada años atrás, rescatando este arte por medio de estos cursos de iniciación, sentando las primeras bases para desarrollar lo que en su momento fue una carrera. La luthería es una disciplina donde confluyen el conocimiento de la madera, la acústica, la música, el arte, la inspiración y la cultura de un país. Pensamos que estamos plantando una semilla que esperamos pueda crecer en un futuro, aspirando a que llegue en algún momento a tener el peso académico que hace algunos años tuvo esta especialidad, a través de una carrera profesional, tan necesaria dado el movimiento musical que nuestro país posee en este momento”.

El fundador del primer taller, que luego se transformó en un bachillerato de esta especialidad en la década del 70, Humberto Aguila, manifestó su gran emoción por recordar una época que logró fundar las bases de este antiguo oficio en nuestro país, que ahora se están rescatando por medio de este proyecto.

“En esa época tan añorada no dependíamos de un celular como en estos tiempos, donde las comunicaciones y la información sobre este arte eran escasas. No era fácil comprar alguna herramienta o pedir información sobre esta área. La mayoría de los músicos de cuerda frotada venían de la escuela normal y éramos parte de una orquesta, de las pocas que existían en ese momento en nuestro país. En esos años no teníamos dónde arreglar o mantener nuestros instrumentos; para ello debíamos viajar a Santiago, hasta que el profesor Abraham Bravo regresó de París y nos iluminó sobre este oficio", comentó.

Añadió que "gracias a las gestiones del Decano de ese entonces, Agustín Cullell, pude viajar al extranjero a especializarme en luthería, regresando el 1973. Posteriormente y gracias a una idea de Sergio Pineda, se pudo abrir el primer taller en esta especialidad. Coincidentemente se instaló el espacio para realizar estas clases en el mismo lugar donde en este momento se está inaugurando. Más de cuarenta años después se revive con la misma cantidad de alumnos, en el mismo lugar y con los mismos fines, como si se repitiera la historia pero de forma renovada”, expresó Humberto Águila.

Durante la inauguración la Rectora (s) Dra. Carola Otth señaló en su discurso que “es un orgullo poder dar la bienvenida al Taller de Luthería para Jóvenes: tradición y oficio en el Conservatorio de Música UACh, en el marco de las actividades de conmemoración del 64 aniversario de la UACh y los 50 años de autonomía de nuestra institución. La Universidad tiene un permanente rol en el desarrollo científico y cultural de nuestra región, promoviendo una mirada integradora del quehacer universitario con la comunidad. Claramente esta actividad demuestra que seguimos siendo un ente fundamental para construir este tipo de objetivos. En este sentido este proyecto desarrollado por el Conservatorio de Música es de gran relevancia, ya que permite recuperar una tradición en el arte de la luthería en que convergen diferentes áreas tales como la música, la acústica y el talento para poner en valor maderas nobles, el diseño, la arquitectura que pueden dar un carácter innovador y único a este arte. Fuimos la primera casa de estudios en profesionalizar este oficio años atrás y en este momento somos los únicos en volver a reflotar esta área”.

Postularon a esta iniciativa más de una veintena de personas, quienes pasarán por un proceso de selección para completar los 8 cupos disponibles e iniciar las capacitaciones gratuitas que comenzarán el 21 de este mes. El Proyecto Talleres de Luthería para Jóvenes: tradición y oficio en el Conservatorio de Música UACh es una iniciativa financiada por los Fondos de la Música 2018 del Consejo Nacional de la Culturas, las Artes y el Patrimonio. El Conservatorio, por medio de este fondo, se adjudicó un aporte de $7.493.200 millones de pesos. Por su parte, la Universidad Austral de Chile cofinanció esta idea, además restauró un anexo de la Casa Ehrenfeld, acondicionando el espacio para conformar un ambiente de altos estándares calidad para el aprendizaje de este maravilloso oficio.