Brigada de Emergencias UACh participó en Curso de Manejo Seguro de Ácido Sulfúrico

* Asistir a esta esta actividad, que se enmarca dentro del proceso de capacitación permanente de la Brigada de Emergencias, cobra especial relevancia debido a la gran cantidad de laboratorios existentes en la Universidad Austral de Chile.

Escrito por: Jose Luis Gómez G. - Periodista Relaciones Públicas UACh Email: josegomez@uach.cl

Publicada el: 09-11-2018

El ácido sulfúrico (H2SO4) o sulfato de hidrógeno, es un líquido incoloro, viscoso y un ácido inorgánico fuerte, según informa el portal https://www.acidosulfurico.org/ Hoy es la sustancia material peligrosa de mayor consumo en el mundo y en nuestro país las grandes mineras consumen a diario aproximadamente 2.400 toneladas.

Es por ello que diferentes compañías del Cuerpo  Bomberos del sur e integrantes de la Brigada de Emergencias de la Universidad Austral de Chile participaron en el Curso de Manejo  Seguro de Ácido Sulfúrico, realizado en la ciudad de Osorno a fines de octubre.

Asistir a esta esta actividad, que se enmarca dentro del proceso de capacitación permanente de la Brigada de Emergencias (con 9 años de trayectoria y un fuerte posicionamiento en la comunidad UACh), cobra especial relevancia debido a la gran cantidad de laboratorios existentes en la Universidad Austral de Chile.

De esta forma, la brigada sigue aprendiendo sobre nuevos formas de trabajo y contención de derrame  con  sustancias de materiales peligrosos  de mayor consumo en el mundo y en nuestro país.

Normativas en nuestro país

El curso fue desarrollado por la empresa Assermind y estuvo a cargo del Asesor en Control de Riesgos Tecnológicos, Eduardo Pizarro R. En su presentación explicó que muchos trabajadores desafían la connotación peligrosa del ácido sulfúrico ya sea porque no han accedido a instrucción al respecto y si la han tenido muchos de ellos no usan los elementos de protección personal o no respetan los procedimientos afines.

En el material preparado por el asesor se señala que las empresas tienen duchas de emergencias, pero al no existir normas chilenas referidas a éstas las instalan sin considerar aspectos importantes como son las distancias, el caudal y la temperatura con que debe salir el agua. Esto porque no es lo mismo ponerse bajo la ducha de emergencia en un día caluroso que en un día con temperaturas muy próximas a cero grados. La víctima tendrá más problemas con la hipotermia que con la quemadura de ácido.

Lamentablemente, en Chile no hay normativas referidas al diseño y fabricación de las duchas de emergencia, por lo que es común que los fabricantes de estos equipos usen como referencia la norma norteamericana ANSI Z358-1-2009.

Al respecto, en el D.S. N°43 que refiere al “Reglamento de almacenamiento de sustancias peligrosas” se instruye en el artículo 61 que “deberán existir duchas y lavaojos de emergencia a no más de 20 metros de las puertas de carga/descarga, ya sea al interior o exterior de la bodega y 10 metros de zona de toma de muestras de estanques, que se encuentra al interior de una bodega, con un caudal suficiente que asegure el escurrimiento de la sustancia a limpiar”.

El artículo precisa que “el cabezal de la ducha de emergencia deberá tener un diámetro suficiente para impregnar totalmente al afectado y como mínimo deberá ser de 20 cms. Los accesos a las duchas y lavaojos de emergencia deberán estar libres de obstáculos, debidamente señalizados y sus aguas residuales deberán ser canalizadas a un sistema de desagüe u otro sistema de contención”.

¿Por qué se deben tomar tantos resguardos?

El portal https://www.acidosulfurico.org/ explica que el concentrado de H2SO4 es altamente corrosivo. Al ser un ácido fuerte, oxidante, agente corrosivo y deshidratante, es más peligroso que los otros ácidos minerales. Causa quemaduras químicas severas al contacto con la piel. El contacto con los ojos puede causar daño permanente y ceguera. Incluso la cantidad más pequeña puede causar quemaduras graves si entra en contacto con la piel, mientras que inhalar el gas liberado por las reacciones con otras sustancias puede causar dificultad para respirar y una sensación de ardor en el sistema respiratorio, agrega este sitio web.
Estadísticas de la noticia
  • Publicada el 09-11-2018
  • Vista 126 veces
Vea versión de impresión
Comparta esta Noticia
Bookmark and Share