Bienes Nacionales concesionó 5 mil hectáreas en Magallanes a Universidad Austral de Chile

Zona por la que caminaron los yámanas y kawésqar, Hernando de Magallanes y Charles Darwin, tiene un alto valor biológico, histórico y arqueológico.

Escrito por: Rocío Valverde Grau - Periodista Fc. Cs. Veterinarias Email: rocio.valverde@uach.cl

Publicada el: 19-11-2018

El cabo Froward es el punto más austral del continente americano. Situado en la península de Brunswick, 90 kilómetros al sur de la ciudad de Punta Arenas, aproximadamente. El Estrecho de Magallanes fue punto de encuentro entre yámanas y kawésqar y, en el siglo XVI, descubierto y explorado por Hernando de Magallanes, de quien tomaría su nombre, conecta los océanos Pacifico y Atlántico y separa Chile continental de la Isla Tierra del Fuego. Estos terrenos actualmente pertenecen al Ministerio de Bienes Nacionales, organismo que recientemente concesionó aproximadamente 5 mil hectáreas de la mencionada zona a la Universidad Austral de Chile (UACh), con el propósito de protegerla y realizar investigaciones de distinta índole, pues el valor que tiene en cuanto a su biología, historia y arqueología es invaluable.

Los detalles fueron entregados por el académico que realizó la gestión para el traspaso no oneroso de los terrenos, el Dr. Paulo Corti. El Dr. Corti es docente e investigador del Instituto de Ciencia Animal –Facultad de Ciencias Veterinarias-, quien ha desarrollado su carrera académica en el área de la vida silvestre, con énfasis en especies en peligro y conflictos entre animales silvestres y actividades productivas, utilizando herramientas conductuales, demográficas y moleculares para establecer estrategias de conservación y manejo.

“El proyecto que finalmente permitió la concreción de la concesión, contempla que en los cinco años de duración del traspaso se genere una línea base de investigación para conocer el área, porque la información biológica es escasa, ya que es un área relativamente desconocida, a pesar de que ha tenido impacto humano”, detalló Corti.

El investigador destacó que la relevancia de la zona es que desde el punto de vista biológico se pueden abordar investigaciones sobre biodiversidad y cambio climático, además de ser un lugar de gran interés histórico y arqueológico, ya que fue el punto de encuentro entre yámanas y kawésqar, dos culturas canoeras del sur austral de Chile, como asimismo lugares por donde navegaron y exploraron Hernando de Magallanes y Charles Darwin, parajes donde éste último encontró su primer fósil en América.

Los recursos otorgados desde la UACh permitirán a los científicos adquirir equipamiento para montar una estación meteorológica y un bote para acceder a la zona. El lugar, de bosques subantárticos de Coihue y Canelo, montañas, valles glaciares, ríos y lagos, con presencia de huemules, aves y variada fauna marina, quedará al resguardo de la Universidad, con la idea de renovar la concesión, una vez terminado el primer contrato.

Faro San Isidro

Respecto de cómo se dio origen al interés de la UACh por solicitar la concesión de las cinco mil hectáreas, el Dr. Corti detalló que la gestión comenzó hace seis años, gracias a la preocupación de la familia Cáceres-Murrie, quienes junto a otros socios están a cargo del Museo Histórico del Faro San Isidro, también vía concesión, contactaron al académico de la UACh para solicitar su apoyo. Además, la familia Cáceres-Murrie son fundadores del Museo de Historia Natural Rio Seco, organización asociada al manejo de esta concesión.

El faro de San Isidro, construido en el 1904, se ubica a casi 20 km al sur del lugar donde se establecieron las primeras avanzadas de conquistadores españoles durante el siglo XVI en el Estrecho de Magallanes. Nombre de Jesús y Rey Don Felipe fueron los primeros dos fallidos poblados, donde los habitantes murieron por inanición y frío, motivo por el que se le denominó a este último lugar Puerto del Hambre.

La investigación que se planea en un inicio serán líneas de base de biodiversidad, pero también se comenzará con el monitoreo climático del área para establecer una colección de datos de largo plazo. “Ya se cuenta con infraestructura en el área que facilita el acceso a esta zona remota, la cual ha sido proporcionada por los concesionarios de faro San Isidro”, señaló el Dr. Corti. Para esta iniciativa, se contará además con la participación de investigadores de la Universidad de Magallanes para lograr una aproximación multidisciplinaria y de colaboración en el relevamiento de la investigación de esta importante área de nuestro país”.

Estadísticas de la noticia
  • Publicada el 19-11-2018
  • Vista 806 veces
Vea versión de impresión
Comparta esta Noticia
Bookmark and Share